todo es culpa del algoritmo

no hay que darle más importancia

que al sentido de la palabra